martes, 8 de agosto de 2017

Magdalenas de chocolate sin gluten



¡Buenas tardes a todos! Estoy intentando ser últimamente más activa por aquí y para ello hoy os traigo una dulce receta, magdalenas de chocolate, por supuesto, sin gluten. Con los ingredientes que os voy a dejar a continuación a mi me han salido una veintena, bueno concretamente 18.

Ingredientes: 


  • 190 gramos de harina sin gluten (yo he utilizado de la marca Beiker)
  • 190 gramos de aceite de oliva
  • 175 gramos de azúcar 
  • 60 gramos de leche sin lactosa 
  • 40 gramos de chocolate en polvo 
  • 3 huevos 
  • 2 gramos de levadura fresca

Preparación: 


En primer lugar hay que batir los huevos y el azúcar hasta conseguir una masa esponjosa. Después, se añade la leche sin lactosa y el aceite de oliva y se vuelve a batir hasta que la mezcla adquiera una apariencia homogénea.

Ahora, hay que tamizar la harina y verterla poco a poco en la masa que ya tenemos con los huevos, el azúcar, la leche y el aceite. Volvemos a batir y echamos el chocolate en polvo (utilizando también el tamiz) y la levadura. Una vez con todos los ingredientes ya en el bol tenemos que mezclarlos hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.

Por último, calentamos el horno a una temperatura de 200 grados y mientras tanto vamos rellenando los moldes con la masa (un poquito más de la mitad). Los introducimos y dejamos durante 10/12 minutos y ya tenemos listas estas ricas magdalenas de chocolate sin gluten. ¡Están buenísimas y súper esponjosas!

martes, 1 de agosto de 2017

Viaje a Aranjuez


¡Buenos días! Hoy vuelvo al blog después de mucho tiempo con un post sobre un viaje reciente que he hecho a Aranjuez (Madrid) con mi madre. Sobre la ciudad deciros que es preciosa, no os vayáis sin, por supuesto, visitar el Palacio Real y pasear por los jardines de Aranjuez (Jardín de la Isla, del Parterre y del Príncipe). Sin embargo, en esta entrada quiero centrarme en la experiencia celíaca, como hago siempre porque salir de casa a veces se convierte en una odisea, aunque éste no fue el caso.

Antes de realizar el viaje miré por Internet y observé que la oferta era muy escasa porque íbamos a estar bastantes días. Por ello, decidimos llevarnos un poco de comida preparada de casa (un par de bocadillos y ensaladas, para tener por lo menos para comer un día).

El segundo día comimos en un establecimiento de la cadena Lizarran, que aunque no sea un restaurante especializado para celíacos y haya que olvidarse de los pinchos saben mucho sobre el tema. Aquí, se pueden degustar platos combinados de solomillo o atún acompañados de verduras y ensalada, ya que retiran las patatas para evitar la posible contaminación.

El descubrimiento de Aranjuez, que a todos los celíacos os recomiendo ir ya que más del 90% de su carta es apta, fue el restaurante Bonavía, situado en el número 20 de la calle Postas, muy cerca del Mercado de abastos. Aquí cenamos una noche de raciones. Nosotras pedimos calamares a la romana, patatas con roquefort y una rica ensalada de pato, aunque la oferta era muy variada, había tostas, huevos rotos, rabas o embutidos. Os dejo unos fotos de los platos, aunque de las patatas antes de sacar la cámara ya no quedaba ninguna en el plato. ¡Estaban buenísimas!



Otro de los días que pasamos por Aranjuez fuimos a un establecimiento de la cadena Rodilla. Este restaurante se caracteriza por sus sandwiches y aunque solo haya tres opciones aptas para celiacos el que degustamos nosotras estaba riquísimo, era de pavo, queso cheddar y cebolla caramelizada.