jueves, 24 de noviembre de 2016

Panna cotta de naranja


Hola! Hoy he querido compartir con vosotros esta receta de panna cotta de naranja, un postre muy fácil de hacer y riquísimo. Además esta receta no contiene gelatina, es libre de gluten y solo se necesitan tres ingredientes para prepararla. 

Ingredientes:

  • 120 gramos de azúcar 
  • 500 gramos de nata de montar 
  • 100 mililitros de zumo de naranja (más o menos dos naranjas) 

Preparación:

Para comenzar esta delicioso postre empezaremos preparando el zumo de naranja y colándolo para evitar grumos. Posteriormente, hay que poner la nata y el azúcar a calentar en un cazo a fuego medio, removiendo para que se disuelva el azúcar y dejando hasta que llegue a ebullición. Una vez en este punto hay que retirar el cazo, añadir el zumo de naranja y remover la mezcla, que habrá que dejarla reposar durante cinco minutos. Pasado este tiempo puedes verter la mezcla en los envases que posteriormente quieras degustar la panna cotta. Por último, hay que dejar dejar enfriar en el frigorífico durante al menos cuatro horas. Aunque está mas buena pasado más tiempo. 


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Tarta de requesón sin gluten


El fin de semana pasado realicé esta deliciosa tarta de requesón y la verdad que el resultado fue mucho mejor de lo que esperaba. Estaba riquísima, aunque en la próxima ocasión que la realice la adornaré con frutos rojos para mejorar la apariencia. A continuación os dejo la receta para que vosotros también podáis probarla. 


Ingredientes:


  • 250 gramos de azúcar (en mi caso utilicé azúcar moreno)
  • 500 gramos de requesón
  • 3 huevos
  • Una cucharada de maicena
  • Un vaso de leche sin lactosa
  • Mermelada para decorar 

Preparación: 


La preparación de esta receta es muy sencilla, en primer lugar hay que mezclar y batir todos los ingredientes. Posteriormente, hay que meter la mezcla en el horno previamente calentado a una temperatura de 200 grados. Una vez que se ponga dorada la tarta la sacamos del horno y la dejamos enfriar. Cuando ya esté fría hay que desmoldar la tarta quedando la parte tostada hacia abajo y ya podemos pasar a la decoración. En mi caso como os decía opté por añadir mermelada de frutos rojos, pero podéis decorarla a vuestro gusto con frutas u otros sabores.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Pan de molde sin gluten


¡Buenas tardes! Hoy os traigo una receta de pan de molde sin gluten. La verdad que después de probar varias recetas yo me quedo si lugar a dudas con ésta, tanto por la esponjosidad de la miga como por el sabor. Espero que a vosotros también os guste.

Ingredientes:


  • 375 gramos de leche sin lactosa
  • 10 gramos de azúcar
  • 7 gramos de levadura fresca de panadería 
  • 2 huevos
  • 25 gramos de aceite de girasol
  • Una cucharada de vinagre de vino
  • 400 gramos de harina panificable sin gluten
  • 100 gramos de harina de arroz
  • Una cucharada de sal 

Preparación: 

Para preparar este delicioso pan de molde sin gluten el primer paso es mezclar las diferentes harinas, la sal y el azúcar en un bol. Posteriormente, hay que disolver la levadura en un poco de leche. Después, se baten los huevos y se mezclan con la leche, el vinagre y el aceite. A continuación, hay que mezclar todos los ingredientes, recomendablemente con una varilla eléctrica. 

Una vez que ya tenemos la masa lista hay que aceitar ligeramente un molde junto con un poco de harina de arroz. Después, se vierte la masa en el molde y se deja reposar unos 30 minutos para que doble su volumen. Por último, hay que hornear la masa durante 40 minutos a una temperatura de 180 grados. 

viernes, 18 de noviembre de 2016

Bizcocho de chocolate sin gluten



Ingredientes:


  • 125 gramos de margarina
  • 125 de azúcar moreno 
  • 4 huevos
  • 200 gramos de chocolate en polvo 
  • 120 gramos de Maizena
  • 1/2 sobre de levadura 

Preparación:

En primer lugar hay que precalentar el horno a 170º. En segundo lugar, hay que derretir la margarina, puedes hacer al baño maría o bien a baja temperatura en el microondas. Posteriormente, hay que batir los huevos y mezclarlos en un bol con el azúcar, intentando que éste se disuelva. Después añade la margarina, el chocolate en polvo, la maizena y la levadura y mezcla todo bien hasta que no haya ningún grumo.Por último, vierte la mezcla en un molde previamente untado con un poco de margarina, para que la  masa no se pegue, y mételo en el horno durante 20 minutos. Pasado el tiempo de cocción puedes averiguar si realmente está el bizcocho en el puto correcto pinchando con un palillo y si sale totalmente limpio es que ya puedes sacarlo del horno, por el contrario, tendrás que dejarlo dentro un poco más. 

jueves, 3 de noviembre de 2016

Experiencia de una celíaca en Port Aventura

Durante el puente de Halloween decidí ir a Port Aventura para pasar unos días agradables en familia montando en las atracciones y disfrutando de los espectáculos y eventos especiales de miedo.



Nos alojamos en uno de los hoteles propios del parque, en el Hotel Caribe. A nuestra llegada informé a la recepcionista de mi enfermedad y me hizo rellenar un documento con mis datos personales, así como también tuve que indicar que era celíaca y las alergias que tengo a otros alimentos. Me dijo que este documento se enviaría tanto al restaurante del hotel como a los establecimientos del parque, lo cual me pareció fantástico.

Anteriormente me había informado de que no se podía entrar comida al parque, aunque sin duda alguna si voy en otra ocasión no faltarán alimentos sin gluten en mi mochila. Pero bueno, esto ya os lo contaré más adelante.

En la recepción del hotel me comentaron que había bastantes bares y restaurantes que ofrecían comida sin gluten pero que debía informar previamente al encargado del establecimiento. El primer día optamos por comer en el  'The Old Steack House' en el Far West. Al llegar antes de hacer cola hablé con la encargada y me comentó que tenía únicamente dos opciones brocheta de pollo o hamburguesa (creo recordar), no señaló ningún primero y el postre apto no lo podía tomar por mis intolerancias alimenticias. Me decanté por la brocheta y tuve que esperar más de tres cuartos de hora para mi plato. La primera experiencia fue positiva, a pesar de la espera y que no había casi opciones. 

La verdadera odisea vino para cenar, me tuve que ir con el estómago vacío a la cama. Debido a que había mucha gente y las colas eran abundantes, decidimos ir a cenar tarde. También porque había un pasaje del terror que comenzaba a las 20.30 y había cola de dos horas, por lo que decidimos esperar y cuando saliésemos ir a un restaurante. Pero nada, tuve que irme a la cama con hambre, porque después de una odisea yendo de restaurante en restaurante y estar todos cerrados al llegar al hotel me comentaron que la cocina estaba ya cerrada, aunque no la cafetería que sí ofrecía alguna comida, pero por supuesto sin TACC. No hace falta añadir que todas las demás personas con las que acudía a mi viaje no tuvieron ningún problema, había cientos de puestos de perritos calientes, de bocadillos, pizzas, hamburguesas, bares... pero en ninguno había nada para celíacos, ni una ensalada te garantizaban que fuese libre de gluten. 

En definitiva, los restaurantes en los que puedes comer son el 'The Old Steack House' y 'Iron Horse' en el Far West, 'Racó de Mar' en Mediterráneo, 'Bora-Bora' en Polynesia, 'La Hacienda' y 'La Cantina' en México, y 'Marco Polo' en la zona de China. Establecimientos en los que sólo abren durante el servicio de cenas y comidas, por lo que si te apetece tomarte algo a mitad de la tarde, a media mañana o al final de la noche olvídate. Además, normalmente cierran como tarde a las 22:30 horas. 

Lo único bueno fue el desayuno en el hotel, se lo comenté al maitre que nos acompañó a la mesa. Me dijo que él era el encargado de hacerme llevar la comida y que en cocina la harían específicamente para mí. Había para elegir huevos fritos, revuelto, bacon, jamón ibérico, pan y cereales. La bebida también te la traían, desde la leche hasta el zumo. En esta cuestión sí que fueron muy amables, porque te insistían en que no te cortases a la hora de pedir, ya que era un buffet.

También quería deciros que a pesar de que el parque temático no permite la entrada de alimentos, lleves por si acaso ya que lo más seguro es que no te revisen la mochila al entrar. En atención al público nos comentaron que para poder entrar comida sin gluten teníamos que llevar una autorización de nuestro médico en la que a parte de indicar que padecíamos dicha enfermedad nos autorizase portar comida específicamente a Port Aventura, vamos que se aseguran que casi nadie lo haga. Es más, me parece ridículo ir al médico para eso... pero bueno. Resumiendo, si acudís a Port Aventura yo que vosotros llevaría comida.